Cuba consolida la cooperación con el Fondo de Población de la ONU.

Nueva York, 6 de febrero de 2020.- Cuba celebró este miércoles la adopción del Programa País para Cuba del  Fondo de Población de las Naciones Unidas, (UNFPA por sus siglas en inglés), tras su aprobación por consenso, por los  Estados Miembros de la Junta Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Fondo de la ONU de Población y la Oficina de las Naciones Unidas para el Servicio a Proyectos (PNUD/UNFPA/UNOPS, siglas en inglés).

El Embajador cubano Oscar León González, Encargado de Negocios a.i. de la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, reflejó que Cuba tiene un modelo de desarrollo que asegura el bienestar de su población en materia de salud, seguridad social y educación, lo cual está incluido en las políticas económicas y sociales que adopta el Estado para el desarrollo. Añadió que la población cubana disfruta de altos niveles de esperanza de vida que se incrementa de forma sostenida y convirtiendo a la isla en un país de intenso proceso de envejecimiento, tema que demanda de atenciones particulares.

Explicó que el Documento de Programa de País cubano es resultado de un amplio proceso participativo, bajo el liderazgo de las autoridades nacionales y en estrecha coordinación con la Representante del UNFPA en nuestro país, así como con la Coordinadora Residente. Agregó que el documento está alineado con el Marco de Cooperación para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas acordado entre Cuba y el Sistema de las Naciones Unidas.

No obstante, aseveró, que el recrudecimiento de la política de bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos por casi 60 años contra Cuba, y la reciente activación del Título III de la Ley Helms-Burton, obstaculizan la implementación de proyectos de las entidades del Sistema de la ONU y la promoción del desarrollo sostenible en Cuba.

Ello ha quedado demostrado en las consideraciones ofrecidas por la Oficina de la Coordinadora Residente en Cuba, reflejados en el Informe del Secretario General sobre el Bloqueo de 2019, cuales señalan que las restricciones del bloqueo causan dificultades críticas para la ejecución de programas y proyectos de las Naciones Unidas, en particular en la adquisición y la compra de productos humanitarios y de desarrollo, incluso si se adquieren a través de la cooperación multilateral.

(Cubaminrex-Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas)

Información relacionada :

Declaración de Oscar León González, Embajador, Encargado de Negocios a.i. de la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas en el marco de la Primera sesión regular de la Junta Ejecutiva del PNUD/UNFPA/UNOPS. Adopción del Programa País para Cuba del UNFPA. 5 de febrero de 2020.

Señor Presidente:

Quisiera comenzar agradeciendo al Sr. Harold Robinson, Director para América Latina y el Caribe del UNFPA por la amplia y sustantiva presentación del Documento de Programa País para Cuba durante el período 2020-2024.

Apreciamos, al propio tiempo, la importancia de este segmento de la Junta Ejecutiva, como marco para seguir fortaleciendo la cooperación para el desarrollo y el logro de un desarrollo sostenible para el bienestar de nuestros pueblos.

Sr. Presidente,

El Documento de Programa de País que se presenta hoy, es el resultado de un amplio proceso participativo, bajo el liderazgo de las autoridades nacionales y en estrecha coordinación con la Representante del UNFPA en nuestro país, así como con la Coordinadora Residente.

Las prioridades nacionales en este tema, se alinean con la implementación del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, adoptado en Cairo, en 1994, y su implementación más allá de 2014.

El Documento del Programa País para Cuba está alineado con el Marco de Cooperación para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas acordado entre Cuba y el Sistema de las Naciones Unidas, y se basó en las brechas identificadas en la actualización del análisis de la situación del país, realizado por las entidades del Sistema.

Asimismo, responde a las necesidades y prioridades nacionales y a la implementación del Plan Estratégico de Desarrollo Económico y Social de Cuba hasta 2030. Contribuye, además, a la aplicación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible a nivel nacional.

Adicionalmente, el Programa es un reflejo de la estrecha relación de cooperación con el UNFPA y su positivo impacto en el desarrollo sostenible de Cuba, sobre todo en temas de población y desarrollo, incluida la ampliación de los servicios y cuidados de salud sexual y reproductiva a los adolescentes y jóvenes.

Es una muestra, también, de los vínculos que por años hemos desarrollado con países amigos, socios en materia de cooperación, a los que agradecemos el apoyo en el avance de nuestras prioridades de desarrollo.

Sr. Presidente,

Confiamos en que el nuevo Programa para Cuba consolidará y relanzará los proyectos de cooperación que hemos desarrollado de conjunto con el UNFPA y otros actores. Contribuirá también a fortalecer las actividades operacionales del Sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo, su presencia y logros sobre el terreno.

La propuesta de Programa tributa a esferas tales como: la salud y los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas, incluidos los adolescentes y los jóvenes, la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer y las dinámicas poblacionales.

Sr. Presidente:

Cuba tiene un modelo de desarrollo que asegura el bienestar de su población en materia de salud, seguridad social y educación, lo cual está incluido en las políticas económicas y sociales que adopta el Estado para el desarrollo.

La población cubana disfruta de altos niveles de esperanza de vida que se incrementa de forma sostenida y convierten a Cuba en un país de intenso proceso de envejecimiento, tema que demanda de atenciones particulares.

Ante este panorama de acelerado proceso de envejecimiento y continua reducción de la fecundidad, el país tiene el reto significativo de trabajar para el desarrollo con un enfoque de dinámica poblacional.

En materia de salud sexual y reproductiva, el acceso a la atención médica es gratuito, la atención primaria tiene un enfoque familiar, el parto es institucional en el 100% de los casos y la estructura anticonceptiva es alta. Se ha elevado el nivel de conocimientos con respecto a la educación de la sexualidad en docentes, estudiantes y familias.

Aunque se han logrado muchos avances en materia de salud y educación sexual y reproductiva, continúa siendo un reto el embarazo en adolescentes y jóvenes en edades tempranas, con diferencias territoriales, se continúa trabajando por minimizar la práctica inadecuada de recurrir al aborto como método anticonceptivo, si bien el mismo está totalmente garantizado como parte de los servicios de salud sexual y reproductiva de la mujer. Esto demanda continuar trabajando en la educación para la sexualidad desde edades muy tempranas y una mejor estructura anticonceptiva.

Se ha realzado el papel de la mujer, incrementando su participación en la economía, y la vida social y política. A pesar de los significativos avances, persisten inequidades como resultado de la cultura predominantemente patriarcal.

Estos y otros aspectos señalados antes en la presentación del Programa realizado por el Director Regional, demuestran que aún persisten desafíos para mantener los indicadores sociales alcanzados.

El recrudecimiento de la política de bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos por casi 60 años contra Cuba, y la reciente activación del Título III de la Ley Helms-Burton, obstaculiza la implementación de proyectos de las entidades del Sistema de la ONU y la promoción del desarrollo sostenible en Cuba.

Consideraciones ofrecidas por la Oficina de la Coordinadora Residente en Cuba, reflejados en el Informe del Secretario General sobre el Bloqueo de 2019, señalan que las restricciones del bloqueo causan dificultades críticas para la ejecución de programas y proyectos de las Naciones Unidas, en particular en la adquisición y la compra de productos humanitarios y de desarrollo, incluso si se adquieren a través de la cooperación multilateral.

Sr. Presidente,

Cuba lamenta y rechaza los intentos de la delegación de Estados Unidos por politizar la labor de la Junta Ejecutiva, de manera particular el proceso de adopción de los Documentos de Programas País.

Esta resulta una tendencia nociva para las prácticas y métodos de trabajo de este órgano que desvía la atención de lo que debería ser la esencia de las discusiones en esta sala: alcanzar una efectiva asistencia para el desarrollo.

Sr. Presidente,

Los comentarios del Gobierno de los Estados Unidos al Programa País de Cuba 2020-2024, constituyen una nueva maniobra para obstaculizar la cooperación internacional con Cuba. Persiste su objetivo de rendir por hambre y desesperación al pueblo cubano y destruir su sistema político, elegido soberanamente.

Cuba no esconde los problemas económicos que afronta el país debido, entre otras razones, a las propias deformaciones asociadas al desarrollo y a siglos de deformaciones asociadas al subdesarrollo y a siglos de colonialismo, neocolonialismo y relaciones económicas internacionales injustas.

No obstante, los daños económicos multimillonarios acumulados por casi 60 años apuntan a que el Bloqueo económico, comercial y financiero del Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, sin que exista la menor duda, es el principal obstáculo al desarrollo económico y social de Cuba, así como a la implementación del Plan Nacional de Desarrollo Económico y, por ende, a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Como resultado del Bloqueo, Cuba debe desarrollar sus operaciones comerciales en condiciones sumamente desventajosas. Sus transacciones financieras son perseguidas con saña y se multa a los bancos que realizan cualquier tipo de transacción de fondos relacionados con nuestro país.

Si Cuba ha resistido, si nuestra economía ha sorteado todos estos obstáculos, ha sido por la resistencia heroica del pueblo cubano.
Para alcanzar los objetivos de desarrollo que nos hemos planteado, el cese del Bloqueo representaría un alivio que permitiría, a la economía y al pueblo cubano, el pleno desenvolvimiento de sus capacidades en condiciones normales.

Con los ingresos dejados de percibir por exportaciones de bienes y servicios y los costos asociados a la reubicación geográfica del comercio que nos impone disponer de muy altos inventarios, el PIB habría crecido, a precios corrientes en el último decenio, alrededor de un 10% como tasa promedio anual.

Sr. Presidente,

Cuba confía en que el Programa País que hoy adoptamos contribuirá de manera significativa a mantener los logros que son también fruto de la Revolución y el esfuerzo del pueblo cubano y nos permita continuar avanzando hacia el desarrollo sostenible.

Permítame finalizar con el compromiso de Cuba con el UNFPA y con la implementación del nuevo Programa País, como modesta contribución al fortalecimiento del multilateralismo y la cooperación internacional.

Muchas gracias.

(Cubaminrex-Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas)

Pais: 

Cuba

Fecha: 

6/2/2020

Participantes: 

Embajador Oscar León González, Encargado de Negocios a.i. de la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas.