Presencia de Antonio Maceo y José Martí en Costa Rica

Dos personajes célebres en la independencia de Cuba y grandes pensadores de la América Latina enaltecieron las tierras centroamericanas con su presencia, Antonio Maceo Grajales y José Martí Pérez. El ansia de libertad de la nación cubana fue popular en varios territorios del mundo pero fue en la Patria Grande donde los cubanos recibieron el mayor apoyo en la lucha independentista de finales del siglo XIX.

Costa Rica fue una de las naciones latinoamericanas que aportó más expedicionarios para que desembarcaran en costas cubanas y se sumaran a la Guerra de 1895. En este país además, encontraron refugio el “Titán de Bronce” y otros cubanos, sus hermanos Tomás, José y Elizardo, así como Flor Crombet, Juan Rojas, Arcilio Guía y Pedro Pie, que pasaron al exilio después de la Guerra de los Diez Años (1868- 1878).

En 1892 se asentó un grupo de cubanos emigrados en terrenos de Nicoya, propiedades del estado costarricense, entregadas por el Gobernador del país, para fundar una colonia agrícola, la cual fue propulsada por Maceo y denominada posteriormente como la Mansión.  De conjunto con la aprobación del contrato que respaldaba las tierras entregadas, Maceo se comprometió a llevar al país familias cubanas que trabajaran en los cultivos de tabaco, algodón, café, cacao y caña de azúcar. Así, meses después ingresaron al territorio los primeros grupos de cubanos, entre quienes sobresalía  María Cabrales, esposa de Antonio Maceo.

José Martí, visitó Costa Rica en dos ocasiones. La primera se concibió el 30 de junio de 1893 con el principio de ultimar detalles con Antonio Maceo sobre la Revolución cubana y darle a conocer el proyecto de guerra independentista concebido por el general Máximo Gómez. Su segundo arribo al país fue junto a Francisco Gómez Toro el 5 de junio de 1894, en el cual precisó acuerdos acerca del posible plan de colaboración e incorporación de los cubanos del exterior en la lucha armada que se desataría en la Isla. Martí logró restablecer el contacto entre Máximo Gómez y Antonio Maceo perdido tras pasar al exilio ambos.

“Yo no puedo decir con las palabras, vestidura tantas veces del interés y la lisonja, el tierno agradecimiento con que recordaré siempre la bondad con que Costa Rica ha premiado en mí, viajero humilde y silencioso, el amor y vigilancia con que los americanos unos en el origen, en la esperanza y en el peligro, hemos de mantener a esta América nuestra…” Dijo Martí al Sr. Don Pío Víquez1  tras su estancia en la Nación centroamericana.

La Guerra Necesaria estalló en febrero de 1895 y a ella se incorporaron los emigrados cubanos de Costa Rica y otros países. La embarcación del Titán de Bronce desembarcó el 1 de abril de 1895 en Duaba, territorio perteneciente a Baracoa en la Región Oriental cubana. Esta contienda planificada y reforzada por los cubanos del exterior fracasó, sin embargo sembró cimientos para el triunfo revolucionario futuro. En esta perdieron la vida dos de sus mayores líderes, estrategas militares y políticos, Martí y Maceo. Dos figuras que trascendieron sus épocas y que han quedado signados en las entrañas de América Latina.   

Las fraternales relaciones establecidas por Maceo y Martí con personas de diferentes capas sociales costarricenses motivaron a que durante los siglos XX y XXI, en homenaje a sus figuras, se realizaran diversas actividades de connotación política y cultural en esa Nación centroamericana; entre ellas fundaciones de sitiales históricos, monumentos, escuelas, bibliotecas, salas de lecturas y otras instituciones. Así también, se han desarrollado eventos, exposiciones, actos políticos, etcétera, en conmemoración a las fechas de natalicio y muerte de ambos próceres cubanos. Además ilustres intelectuales han hecho eco de la vida y obra de estas dos personalidades.

Las figuras de Martí y Maceo han constituido objeto de significación en el marco de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones ya que evidencian los lazos de solidaridad existentes desde hace más de un siglo. Ejemplo de ello han sido los eventos e inauguraciones de sitios en honor a dichos héroes en los que han tenido incidencia representaciones de los dos países. Por lo cual, es válido resaltar algunos acontecimientos que han predominado por el carácter histórico que hoy en día representan.

En 1940 la Gran Logia de Cuba le entregó a Ernesto Quirós Aguilar2  dos frascos con tierra de Dos Ríos y del Cacahual para sembrar dos árboles, bautizados con los nombres de Martí y Maceo, en el Jardín de la Paz, en San José. Por otro lado, se inauguraron en el año 1941, un busto del Lugar-teniente General Antonio Maceo, en una plaza del barrio República de Cuba, en la Capital y en 1945 un Parque y Monumento “José Martí” en Orotina, provincia Alajuela.

El 19 de mayo de 1945 se realizó un acto en el Liceo José Martí de Puntarenas, lugar donde estuvo varios días el Apóstol, con motivo de la conmemoración del cincuentenario de su muerte. Con la participación de la colonia cubana, principales autoridades, más de 500 alumnos y la totalidad de los profesores del centro educacional y otras personas de la ciudad se llevo a efecto dicho homenaje que tuvo gran trascendencia por su lucidez y por ser el primero realizado.

Costa Rica acogió a estas dos figuras insignes, las cuales con su ejemplo de amor a la Patria, demostrado en la lucha por la liberación de Cuba desde el exilio, cautivaron al pueblo que les ofreció su hospitalidad y solidaridad. De ellos conocieron su fervor revolucionario, latinoamericanista, grandeza y patriotismo. Valores que han perdurado con el tiempo en la Nación y que los inmortalizaron como hijos ilustres.

1. Pío Víquez (1850-1899) Escritor y periodista. Gran amigo de José Martí. Fue director de la Imprenta Nacional, redactor de La Gaceta y Profesor de Derecho Internacional. Nombrado presidente del Colegio de Abogados, Fiscal de la Corte y director del diario El Heraldo de Costa Rica.

2. Coronel Ernesto Quirós Aguilar.Nació el 12 de febrero de 1884, en San Juan de Tibás, Costa Rica, y falleció en esta ciudad el 22 de mayo de 1967, [Contador Público, Vice-Cónsul de Panamá en Costa Rica (1928-1938), Cónsul de Bolivia (1957), Cónsul General de Bolivia en Costa Rica (1958 a 1967), Presidente de la Cruz Roja Costarricense (1929-1938), Presidente-Fundador y Presidente Honorario Vitalicio de la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas].

Referencias Bibliográficas

(s.f.). Recuperado el 12 de agosto de 2014, de http://www.consulcubacr.com/TEXTOSMARTIANOSCOSTARRICENSES.pdf

Genealógicas, A. C. (s.f.). Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas. Recuperado el 12 de agosto de 2014, de http://www.geocities.ws/picasso2k/academia/presidentes/equirosaguilar.html

Lizano, Ó. B. (28 de enero de 2013). ¿QUO VADIS CUBA? Recuperado el 12 de agosto de 2014, de http://quovadiscuba.blogspot.com/2013/01/jose-marti-en-costa-rica-160-an...

Los pobres de la tierra. (s.f.). Recuperado el 14 de agosto de 2014, de http://www.lospobresdelatierra.org/textos/marticartapioviquez.html
Sancho, M. (5 de noviembre de 1966). Sobre Pío Víquez habla Mario Sancho. La Nación , pág. 40.

Fuentes Documentales del Archivo Central del MINREX

Acuse de recibo a la nota número 143, enviado por Luis R. Miranda, Subsecretario de Estado al señor Oscar Gans Martínez, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Cuba en Centro América, en la que informa sobre la inauguración de un busto del Lugar –teniente General Antonio Maceo, en una plaza del barrio República de Cuba, de San José. La Habana. 31-03-1941.

Carta de Ernesto Quiros Aguilar a la Gran Logia de Cuba, a quien le fue entregados dos frascos con tierra de Dos Ríos y el Cacahual, reclamando el envío de dos árboles para sembrarlos en el Jardín de la Paz de la capital costarricense en homenaje a los patriotas cubanos José Martí Pérez y Antonio Maceo Grajales. 09-08-1940.

Invitación entregada al Ministro de Cuba para participar en la inauguración del Parque y Monumento “José Martí”, a efectuarse el 29 de septiembre de 1945 en San José.

Nota número: -154 enviada por Ángel R. Durañona y Jabiqué, Cónsul Encargado de los Archivos de la Legación, al Señor Doctor Gustavo Cuervo R. Ministro de Estado, en la cual se remiten discursos, programas y recortes de periódico sobre acto llevado a efecto en el “Liceo José Martí”. San José. 24-05-1945. 

Participantes: 

Damila Hechavarria Argudin